Solicitada Teatros y Salas de La Plata: De Pandemias y Funciones.

​Todos los teatros y las salas del mundo están cerrados y afrontando la peor catástrofe de la historia. Todos, desde el más chico hasta el de mayor capacidad e importancia, han parado sus actividad por tiempo indeterminado. En la ciudad de La Plata, este intermedio forzoso nos sorprende antes del comienzo de la temporada 2020, que transcurre en habitual plenitud desde Marzo hasta Noviembre. Esto implica que nuestros sueños de llevar adelante nuestras programaciones se esfumaron con la pandemia y las oportunas medidas de seguridad públicas que se han llevado a cabo.  Resumiendo, nuestros últimos ingresos fueron en diciembre de 2019 y nuestros egresos, hoy son una bola de nieve que no para de crecer:  sueldos, impuestos, alquileres, gastos operativos. Llevamos 5 meses de ingresos  0 y  gastos al 100%. Lamentablemente estas variables se extenderán por varios meses más. Proyectamos una tímida y optimista vuelta a la actividad para comienzos de la primavera y anhelamos con ansias, recuperar plena actividad para abril de 2021.  Nos caracteriza la creatividad, el empuje, la apertura y la diversidad. Nos sostiene el optimismo y la esperanza.

Pero hoy, nuestras salas  se encuentran en completa soledad y necesitamos apoyo para poder continuar de pie y poder volver. Cuando este intermedio inesperado llegue a su fin, celebraremos que nos volvemos a encontrar, que se levantan los telones, se prendan las luces, se ocupen las butacas y el arte vuelva vivir en nuestras sala. Pero tenemos que poder llegar. Los Teatros y salas culturales no solo cumplimos un rol cultural, sino también socioeconómico. No solo habitamos hechos artístico, sino que además generamos un gran movimiento social y económico. La actividad local evita la emigración, fomenta el turismo y fortalece un sin fin de rubros anexos, aportando una gran oferta de puestos de trabajo en la ciudad

Hoy es necesario que todos quienes formamos parte de la actividad cultural de la ciudad, la comunidad platense y los organismos correspondientes entendamos el impacto económico, social y cultural de esta situación y el desafío que tenemos por delante.