Pensando en voz alta: Episodio IV

                                              La Renga: Historias de bondi 

                                                          Corría el año 2001 si mi frágil memoria no me falla, el mes de mayo promediaba sus días. Aquel sábado empezó de manera muy atípica para ser otoño, un calor que “rajaba la tierra”, por eso para ir a la cancha de Huracán a ver a la Renga me calce los pantalones cortes, remera y a Parque Patricios a disfrutar del buen rocanrol de los pibes de Mataderos.

rengavivo

Antes debía ir hasta el barrio de El Abasto a juntarme con un par de gente conocida. La previa, en una casa detrás del shopping,(sobre la calle Lavalle) fue con cervezas y fernet; al estadio fuimos en coche, el dueño lo dejo a unas cuadras de la cancha sobre una plaza.

descarga (2)

Al entrar el Tomás A. Ducó (nombre de la cancha de Huracán) explotaba, y justo cuando las luces se apagaron, el cielo se abrió y cayó una lluvia que nadie esperaba, todos teníamos algo en común: pantalones cortos y remeras, con mis compañeros nos cubrimos con una bandera, que no impidió que nos empapáramos.  Un rato antes del final del show, se me ocurrió ir más cerca del escenario para hacer un poco de pogo. Llevaba alrededor de mi cintura, una riñonera  con apenas $10 (que para el 2001 valía algo más que ahora) para que no se me salga o me la roben, se la deje a la única chica del grupo porque me inspiró más confianza que el resto…  antes de meterme en el pogo, quedamos en un punto de encuentro para el final e irnos todos juntos como llegamos.

La lluvia ya había dejado de caer, y se levanto viento, me agarro frío ahí parado en el punto de encuentro, cada vez había menos gente en el estadio, y yo seguía esperando a mis compañeros de recital, paso tanto tiempo de esperarlos, que los plomos de La Renga empezaban a desarmar el escenario. Al verme solo en el estadio decidí irme, al caminar tratando de encontrar el lugar donde estaba estacionado el auto en que vinimos, me di cuenta que no lo recordaba, ni sabía la marca del coche, solo que era de color gris… pero eso no era lo peor, me di cuenta que no llevaba la riñonera conmigo… y en mis bolsillos apenas tenía 70 centavos como iba a hacer para volver a Boulogne desde Parque Patricios?!?!

media-photo_59775800a9b2d97288402375_640w

Acudí a una mujer policía para ver si me podía ayudar con algunas monedas ya que solo me alcanzaba para uno de los colectivos, pero sus palabras fueron: “circula, circula, seguí caminando” entonces no insistí mas y seguí caminando, creo que hasta la parada del colectivo de la línea 50 (Retiro-Piedrabuena) cuando llego el bondi, me subí de una colado hasta retiro, no fui el único en evitar sacar boleto.

descarga

Cuando llegue a destino, tuve que hacer tiempo en la terminal del Ferrocarril Mitre, ya que la terminal del ferrocarril Belgrano Norte estaba cerrada, entonces me tiré a dormir un rato hasta que abrieran las puertas del Belgrano, para todo esto ya eran las 3 de la mañana. Un rato después me acerque a la terminal del Belgrano y al llegar  veo que un inspector apuraba a la gente a que suba al tren que estaba por salir, las boleterías estaban cerradas (como iba a sacar boleto, pensé en decir si algún “chancho” me pedía el pasaje durante el viaje) con mucho frío llegue a la estación de Boulogne, todavía me faltaba una obstáculo más  para llegar a mi casa. Me faltaba tomar el último bondi, en la estación tenía varias líneas que me llevaban a mi hogar, el primero en llegar a las 6 de la mañana fue el colectivo de la línea 204 (Av. San Martin y Gral. Paz-Fca. Ford) hasta ahora seguía con los 70 centavos en mi bolsillo, entonces para hacer más grande este viaje sin pagar boletos desde Parque Patricios, le dije al colectivero si me llevaba hasta los Monoblock… el chofer se negó, entonces como tenia frío y mucho sueño, no quería seguir esperando más, entones cuando el conductor me dijo que no me llevaba, saque mis 70 centavos y pague el viaje, el colectivero obviamente se sorprendió por mi actitud, así que después de 5 horas de terminado el recital de La Renga y tomar dos colectivos, un tren y una siesta en una terminal de trenes, logre llegar a mi casa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s