“Quien quiera oir que oiga” Mujeres músicas argentinas continúan luchando por la “Ley de Cupo Femenino”

 

(Celsa Mel Gowland, Barbi Recanati, Brenda Martin y Mavi Diaz)

A mediados de 2018, las mujeres argentinas del colectivo “X Más Músicas Mujeres en Vivo” se unieron para redactar un proyecto de ley que propone un cupo mínimo del 30% de participación femenina en los eventos y festivales que convoquen a más de tres agrupaciones musicales . Dicho porcentaje podrá estar integrado por músicas solistas femeninas y/o agrupaciones musicales mixtas.

La finalidad de la ley es lograr la inclusión efectiva de la mujer en la actividad musical en vivo, evitando su postergación, derribando prejuicios sobre la generación de ganancias en la industria cultural según sexos, permitiendo la necesaria multiplicidad de miradas y voces, integrando a la diversidad y tendiendo a alcanzar la paridad de géneros.

Según Celsa Mel Gowland (la primera vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música – INAMU e impulsora del proyecto), “Muchos de los productores argentinos sufren de miopía y de presbicia, no vieron venir a la mujer de lejos y no la ven ahora que tienen sus propuestas musicales demoledoras frente a la nariz en la escena musical actual”. Asimismo aclaró que “Esto no se trata de un guerra entre mujeres músicas y varones músicos, nosotras no vamos a responder  a la provocación cuestionando  el talento de nuestros colegas que son como nosotras, trabajadores de la cultura. Talento hay de sobra en la música argentina, se trata sencillamente de poder compartir los espacios para expresarnos y para que las mujeres podamos dar nuestras visiones del mundo, de la libertad, del dolor, de la memoria, del amor, de lo que nos atraviesa  a nosotras y a todxs como sociedad.

Estamos convencidas  que de la convivencia en esos escenarios, en los micros de gira, camarines, conciertos, entre músicas y músicos, vamos a poder abordar temas desde distintos mundos sensibles y vamos a estar más cerca de poder cambiar esta realidad de misoginia, de machismo y de prejuicios  que lleva a la mujer música a necesitar el doble de años que un varón para desarrollar los mismos pasos de una carrera profesional.

Pedimos un cupo para poder expresarnos, pero también para poder trabajar y salir de este círculo negativo donde se nos pide ganar los espacios a base de “talento”, pero que al mismo tiempo no podemos mostrar masivamente.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s