Cobertura Corrosion of Conformity en Uniclub

 

Por Jonatan Dalinger

Fotos Sebas Michia

Pasaron cinco años de la primera y fallida visita de Corrosion Of Conformity a la Argentina. Aquel show en formato trio fue como si ellos no actuaron para el público como si no habría nadie debajo de las tablas. Inclusive ni el sonido fue claro. Pero por suerte hubo revancha C.O.C volvió y con Pepper Keenan (guitarra y voz) al frente. Y aunque parece ser que siempre falten cinco para el peso – Red Mullin no realizó la gira debido a problemas de salud siendo reemplazado por el drum doctor – C.O.C se reivindicó con el público argentino.

Una vez que el telón se abrió la euforia que inundo a Uniclub rebalsó. Casi 500 personas emocionadas por la salida de Mike Dean (bajo) pero el recinto se vino abajo con la presencia de Keenan. El rubio melenudo ex Down opaco la intro de bajo de Dean en “Bottom Feeber”. Y si, el público fue con la idea de verlo a él más que a la banda. El público fue en busca de la figurita difícil y al consiguió. Inclusive con fotos antes, durante y después del show.

Corrosion of Conformity regreso al país para presentar el nuevo trabajo de estudio No Cross No Crown. De allí, se desplegaron tan solo “The Luddite” y “Wolf Named Crow”. Lo interesante fue que los fanáticos lo festejaron al igual que clásicos como “Wiseblood”, “13 Angel”, “Broken Man” y “Vote With a Bullet”.

Teniendo en cuenta que la expectativa era mucha el show cumplió. Keennan sin duda es el condimento que faltaba. No estuvo Mullin pero, el buen humor de Woody Weatherman (guitarra) transgredió simpatía. Eso si, cabe destacar que no todo fue color de rosa. El concierto fue de menor a mayor. Problemas de sonido alteraron las primeras canciones e inclusive la comodidad de los músicos, el constante cambio de guitarras por parte de Keenan calmaba las aguas indirectamente. Aun así, la gente bailo y disfruto. La banda tuvo como regalo un cigarro divertido que luego paso de mano en mano de las personas más cercanas al escenario que también tuvieron la posibilidad de tener a Pepper a menos de cinco centímetros de distancia.

C.O.C se despidió con “Albatross” y finalmente dejo el escenario tras una extensa versión de “Clean My Wounds”. Por segunda vez, el grupo piso tierras argentinas, aunque parece ser que Sudamérica tiene problemas para ver a la formación emblema. De todas maneras, la presencia de Pepper Keenan era todo lo que todos esperaban y así triunfo la esperanza de algunos fanáticos que esperaron más de 20 años este recital.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s