“Los piratas escoceses conquistaron Buenos Aires” | Alestorm en Uniclub (07/12/17)

Por Marin Tula

Fotos: Sebas Michia

Luego de 4 años, los muchachos de Alestorm finalmente echaron ancla nuevamente en el país con la excusa de presentar su último disco ‘No grave but the sea’. La cita se daría en el Uniclub, lugar que este año dio asilo a algunos de los mejores shows del año (Suffocation, Obituary).

Luego de un largo viaje en subte, finalmente pude dar el presente y presenciar un puñado de canciones de los brasileros Hugin Munin, quienes lamentablemente no contaron con el mejor sonido y su presentación se vio un tanto opacada. Aún así el público respondió de la mejor manera y los muchachos se retiraron con una sonrisa.

La noche de jueves entraba en su punto álgido pasadas las 21:30, momento en que Alestorm salía a la cancha con ‘Keelhauled’ para desatar así el desenfreno del respetable. ‘Alestorm’, ‘Magnetic North’ y ‘Mexico’ harían lo mismo para continuar la fiesta y seguirle subiendo la temperatura a la noche.

Uniclub es un lugar pequeño que no cuenta con vallas, esto complica la tarea de los fotógrafos por ejemplo, pero les facilita la tarea a los fan en sus intentos de subir al escenario, proeza que solo unos pocos lograron ya que se veían detenidos por el seguridad de la banda, quien luego hará su aparición triunfal.

Sin descanso alguno mas que para beber, la banda continúa con lo suyo con ‘No grave but the sea’, ‘Nancy the tavern wench’ y la velozmente corta ‘Rumpelkombo’, que le daría paso a una de la mas festejadas de la noche, la gran ‘1941 (The Battle of Cartagena)’.

Ya promediando el show, el sonido parecía acomodarse, el público no mostraba señales de agotamiento, la banda continuaba tirando magias y se gestaba el dueño de la noche, el del Christopher vs los lasers de la gente de seguridad.

Y ya que hablamos de seguridad, los muchachos llaman al muchacho barbudo ese que minutos antes guerreaba con los pibe para que no invadan el escenario, y se despachan con ‘Hangover’, himno al escabio.

Antes de irse a boxes los muchachos meten ‘Captain Morgan’s revenge’ y ‘Shipwrecked’, otro de los mas festejados, para así abandonar el escenario unos instantes.

Casi que no hubo tiempo para cánticos, la banda volvió en cuestión de segundos para dar el último ataque con ‘Drink’ y ‘Wenches And Mead’, mientras que ‘Fucked with anchor’ (con dedicatoria a los de seguridad incluída) podrían punto final a la velada.

No había tiempo para mas, los muchachos vuelven a su barco, levan anclas y dirigen su timón hacia la próxima aventura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s