“Rock de Alto Voltaje en Flores” |Airbourne en El Teatro Flores – 02/09/2017

Los muchachos de Airbourne aterrizaron por primera vez en nuestro país en el marco de la gira presentación de “Breakin’ Outta Hell’’, cuarto disco en la carrera de los australianos.

Caía la tarde sobre Flores y en las inmediaciones del teatro las remeras de Ac/Dc se contaban de a docenas mientras que las botellas vacías auguraban la fiesta que se veía venir. Una vez dentro, la gente de La Naranja se encontraba haciendo lo que mejor saben: Rockear. Acompañados de Boff Serafine (ex Riff) y con temas como ‘Rock en la sangre’, ‘Hagan apuestas’, ‘Ahora lo ves, ahora no’ sumados al clásico ‘Que sea Rock’; los muchachos fueron subiendo la temperatura ante un gran número de público que no paraba de arengar ni un segundo (Como marca la diferencia un soporte a la altura eh…)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya pasadas las 21:30, y luego de que se esfume el intro de Terminator 2, los australiano toman por asalto el escenario con “Ready to Rock”. Las primeras impresiones fueron un sonido que no se terminaba de acomodar y un micrófono rebelde que se negaba a funcionar y que generó más de una puteada. La lista seguía con “To much, to Young, to fast”, pero no había caso, el mic pedía urgente que lo jubilen.

Finalmente, y luego de unos minutos, el problema parecía haberse solucionado y los muchachos se despachaban con himnos rockeros tales como “Down on you”, “Rivalry”, “Girls in black” y “Its all for Rock and Roll”, todos festejados por un público enardecido y una banda que solo pisa el acelerador a través de una carretera que solo lleva al infierno. (Perdón por las referencias chotas. No lo hago mas)

Promediando el show, el sonido aún se estaba acomodando pero la entrega tanto abajo como arriba del escenario era total. Por otro lado, la comunicación con el público era la justa y necesaria, Joel O’Keeffe es un frontman nato, hecho y derecho, no necesita andar vendiéndote nada ni caer en demagogia barata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Antes de irse al vestuario los muchachos nos regalan “No way but the hard way” y “Stand up for Rock and Roll’’ dejando al respetable a punto caramelo y con sed de más. Ya para el final sólo quedarían 2, primero irían con “Live it up”, con un O’Keeffe soleando desde la valla y arrojando miles de vasos con birra, y “Runnin’ Wild” con su eterno jugueteo con el público finiquitaba la velada.

Con un sonido que lejos estuvo de ser el óptimo, un show un tanto corto (una hora y moneditas) y una actitud ENORME, los australianos dieron cátedra de Rock australiano, que a esta altura ya es una religión, de esas que reemplaza el agua bendita por Jack Daniels y le reza todas las noches a Bon Scott.

Crónica: Martin Tula

Fotos: Sebas Michia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s