Cobertura – The Neal Morse Band – Vorterix – 14/06/2017

Neal Morse es un tipo inquieto. No alcanzan los dedos de las manos para contabilizar los trabajos del músico. Ya sea en bandas como Spock’s Beards o Transatlantic, o bien en alguna aventura solista, el multiinstrumentista se las arregla para lanzar material casi todos los años.

The Neal Morse Band es el proyecto mas reciente el músico. Con dos discos lanzados hasta la fecha, The Grand Experiment  y The Similitude Of A Dream, la banda desembarcaría por primera vez en el país en el marco de la gira ‘The Road Called Tour’, donde interpretarían de manera completa su último disco ‘The Similitude of a Dream’.

Acompañando a Neal Morse se iban a encontrar Eric Gillette en guitarras y voces, Bill Hubabuer en teclados, Randy George en bajo, y en batería nada mas y nada menos que Mike ‘estoy en todos lados’ Portnoy.

Minutos después de las 20:30, y luego del intro, Neal Morse sale al escenario con una campera con capucha negra y linterna en mano, para iniciar la velada con ‘Long Day’. El resto va tomando posiciones (claramente Portnoy fue el más aplaudido) para seguir con ‘Overture’. De ahí en más, lo de The Neal Morse Band fue una verdadera cátedra de rock progresivo, con canciones muy festejadas tales como ‘City of Destruction’(con Eric Gillette cantando y soleando a pleno), ‘Makes no sense’, ‘Draw the line’ (con Portnoy también en voces), ‘The Ways of a fool’ (con Bill Hubabuer en voces), ‘So far gone’ (Eric Gillette genio total) para irse al entretiempo con ‘Breath of Angels’.

 

Y digo ‘entretiempo’ porque luego de una hora de show los muchachos tendrían un merecido descanso para reponer energías para lo que sería la segunda parte del show.

Luego de 15 minutos de una pantalla que rezaba ‘Intermission’, la banda vuelve para ejecutar la segunda parte del show. Continuando con el segundo disco de ‘The Similitude of a Dream’, la cátedra continuaba con grandes canciones como la rockera ‘The Man in the Iron Cage’, ‘The Road Called Home’, ‘I’m Running’. La banda que no daba respiro y un sonido que nunca tuvo fallas, hacían las delicias de los fans, quienes hasta cantaron el famoso ‘Ole ole ole’.

Portnoy sale de su puesto, va al frente, agradece y presenta ‘Freedom Song’, con la pantalla que mostraba una cruz en el cielo y un hombre ante ella. O algo así.

 

Ya era tiempo de los bises, ‘The Simitude of a Dream’ había tocado de forma completa, así que restaban canciones pertenecientes a otros trabajo del gran Neal. ‘Author of confusion’ de su disco solista ‘One’, sería la primera, desatando otro ‘Ole ole ole’. Solo había tiempo para 2 mas y estas serían extraídas del disco debut de la banda ‘The Grand Experiment’. ‘Agenda’ le daría paso a ‘The Call’ para poner punto final a la velada.

Los músicos saludan y agradecen al público y abandonan el escenario, miro el reloj y me doy cuenta de que han sido 2 horas y media de show que se pasaron en un ‘santiamén’.

Cronica: Martin Tula

Fotos: Cuervo Deth 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s