Fiesta Clandestina – 2 Minutos, Kumbia Queers y Los Olestars

El tropi punk de Dos Minutos, Kumbia Queers y Los Olestar invadió Groove en una ediciónd e la Fiesta Clandestina.

¿Qué tiene en común el punk rock y la cumbia? En primer lugar podríamos decir que nada, sin embargo si nos empapa tan solo un poco en las diferentes corrientes musicales se puede apreciar que son parte del mismo río. Ambos géneros son parte de la cultura popular, oriundos del costado marginal de la sociedad y profesan casi los mismos tópicos. La antipatía a la fuerza policial, los excesos, la noche y el (des)amor, entre otros. Con cinco años de vida Los Olestar supieron tomar hits clásicos de la movida tropical para y transformarlos al punk.

_DSC6114

Ya no es imposible escuchar el clásico riff de “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana mutar en la canción emblema de Los Charros “Amores como el nuestro”. El pogo y el baile ya no son festejos por separados. Mucho menos cuando Kumbia Queers proclama el tropi punk de la mano de “Chica de Metal” sampleando a Black Sabbath o reversionando el clásico de Flema “Metamorfósis adolescente”. Si bien las Queers juegan mas con la cumbia que con el punk ambas bandas exageran looks en escena. Todos Los Olestar salen vestidos iguales, camisa floreada y pantalones blancos. Todos para uno y uno para todos. En cambio la Kumbia tienen cada una un vestuario propio. Camperas de cuero y medias de red rotas por un lado, y camperas deportivas y calzas multicolores del otro. Multicultural._DSC6292

Una de las bandas mas importantes del punk argentino cumple 30 años de trayectoria. Si, 30 años. Dos Minutos representa el costado marginal representado en formato canción a base de distorsión y velocidad. Dos Minutos tiene como cultura el aguante al barrio trabajador, como Valentin Alsina. El repudio de policía, y proclamando apoyo a las victimas de las últimas represiones que se notificaron en el país como la de los docentes en la Plaza de los Dos Congresos el domingo 9 de abril, en canciones como “No Me Molestes”, “Barricada” y el himno “Ya No Sos Igual” – como también lo hizo Kumbia Queers al interpretar “Contraindicaciones”-. Dos Minutos también le canta al amor como Los Charros o Antonio Rios en “Aeropuerto” y “Lejos Estoy”. Dos Minutos es sinónimo de reviente, y en el buen sentido. No es que exista uno malo, pero Dos Minutos hace transpirar la camiseta.

_DSC6355

El punk y la cumbia nacieron en dos épocas diferentes e inclusive – más allá de la teoría de Los Saikos – en dos culturas y hemisferios diferentes. Sin embargo, apelan al mismo estrato social, con estilos de vida parecidos y lenguaje similar. Por eso una Fiesta Clandestina como esta no fue extraña sino todo lo contrario, una reunión entre amigos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jonatan Dalinger | Gux Ramone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s