The Vintage Caravan – Uniclub – 05/1o/2016

El pasado 5 de Octubre, The Vintage Caravan trajo su rock desde Islandia por primera vez a la Argentina en marco de su gira sudamericana 2016, presentándose en un Uniclub detonante.

Crónica: Gustavo Franco / Fotografía: Sebas Michia



Era una noche prometedora y se sentía en el aire, en el barrio del Abasto había fiesta. En Uniclub se presentaba una banda muy jóven y alucinante por primera vez en Argentina, The Vintage Caravan. Para hacer amena su espera, prepararon la noche las bandas To Die, Picaporters y Audión.

 

Pasadas las 23:20 se abre medio telón y se ve a Óskar (Cantante y guitarrista de la banda) y Stefán (Batería y coros), con un saludo energético del público se abre la otra mitad, apareciendo Alexander (Bajo y coros).

14525204_1735798230018460_7423066742183561067_o

La gente allí estaba muy feliz de verlos, y los músicos también. Con aquel intercambio de energías la banda arranca a todo motor con Craving, primer canción de su primer producción discográfica Voyage. Entre los aplausos de un público enamorado, Óskar saluda y dispara en español un “Buenas noches” de sus labios.

“La están pasando bien? Nosotros la estamos pasando muy bien, venimos de Islandia, eso es muy lejos de acá, nunca estuvimos tan lejos de casa.”

Aunque había gente en el público que no entendía bien el inglés, respondían cada vez que se les hablaba. La banda presentó el tema que continuaba: Babylon, canción de su nuevo álbum Arrival, llenando de energía, pogo y gritos cada rincón posible. Continuó Shaken Beliefs, manteniendo la misma intensidad.

 

14570787_1735797350018548_8652926957289317881_o



“A ustedes les gusta la fiesta? Esta es una canción fiestera” disparó en inglés Óskar, y así comenzó Let Me Be, para continuar lo que literalmente era una fiesta.

De todas maneras, un momento de calma tenía que haber, un pequeño momento dónde se goce la música relajadamente y se recarguen energías para lo que venga, así la banda presentó Inneverse, una canción fantástica que en 6 minutos pasa del comienzo más calmo a un final con completo agite.

“Olé olé olé, vintage vintage” cantaba el público, y la banda entera alentaba alegremente a que lo hagan. Con un pequeño solo de batería mientras Óskar y Stefán se preparaban, anuncian el comienzo de Crazy Horses seguido con la fascinación del público por la llegada de dicha canción.

14525004_1735799416685008_1017947350094199323_o

Luego de ello Óskar dió lugar a una interacción con el público disparando notas y haciendo que el mismo responda, terminando con un pequeño solo y dando comienzo a Cocaine Sally, canción mucho más corta que el resto de sus canciones, pero que en esos 2 minutos y medio explota de poder.

El momento se prestó para que Óskar haga un pequeño solo a lo SVR y dé paso a The King’s Voyage para luego continuarlo con M.A.R.S.W.A.T.T, ambas canciones de Voyage.

Se acercaba el final, anunció Oskar entre palabras de agradecimientos, y en ese pequeño momento de devolución de la banda al público, se dió escenario a algo único y muy maravilloso de ver en una banda, mientras mencionaba qué podían comprar su nuevo disco Arrival y más merchandising como remeras y demases, comentó que al final del show iban a ir a pasar el rato con el público y tomar algo, y seguido de ese hermoso gesto de humildad y la emoción del público, anunciaron su siguiente tema Last Day of Light, en el que Óskar rompió una cuerda de tanto rock que hubo allí, obviamente se lo tomó humorísticamente y al término de la canción cantó irónicamente “Haha, I broke a string” (Jaja, rompí una cuerda).

 



Mientras Óskar se preparaba tras el suceso ocurrido, Alexander, el bajista, empieza a interactuar con el público, y en inglés les dice: Ustedes muchachos son tan hermosos. No he visto un puñado de gente tan hermosa desde… desde nunca! Es muy asombroso. Muchas gracias chicos por estar acá ésta noche, tenemos una canción más para ustedes. ¿Están listos para festejar?

Ante la inminente respuesta del público, Óskar añade: Yo ya casi estoy listo, casi estoy listo para festejar, esperen!

Stefán Ari es presentado por Alexander, y empieza un solo de batería, mientras que Alexander presenta gritando al unísono con el público su próxima canción: Expand your mind. Momento cúlmine, cabezas sacudiéndose, cuerpos saltando y gente cantando el riff eufóricamente… Bueno.. ¡como fué casi toda la noche!

14612476_1735798486685101_5560018666352287748_o

La canción terminó y la banda saludó al público mientras se escuchaba el característico “Olé olé olé, vintage vintage” de la noche. Sin más reparo, los músicos se fueron de escena y se escucha una voz en off presentando a Dj Cobra Rod para musicalizar la noche. ¿Ya terminó? ¿Así nomás? ¿Después de semejante energía se van tan rápidamente?

En absoluto, era todo un maldito engaño. Alexander volvió y preguntó si querían otra canción, ante la explosiva e instantánea respuesta del público volvieron todos los músicos a escena y Óskar expresó: Quiero dedicarle esta canción a este hombre (Señalando a un hombre que estaba adelante de todo), se llama Midnight Meditation y quiero que todos la canten.

 

14633103_1735798860018397_2170475851421703713_o



Así fue terminando la noche, con mucha energía, la misma con la que se empezó. Indudablemente al finalizar la última canción no faltaron los inmensos agradecimiento de los músicos hacia su público y el griterío entusiástico de la multitud, acompañado de una foto de la banda con el público y sus manos alzadas de fondo. Ahora sí, la voz en off presentó al Dj Cobra Rod nuevamente y el show había finalizado de verdad.

Alguna gente se fue, pero unos cuantos nos quedamos para aprovechar el momento y ver que definitivamente los músicos se quedaron tomando algo y pasando el rato con el público allí presente, tal y como lo prometieron.

Un show que sinceramente fue fascinante. Una banda que es una verdadera muestra viviente de como es un gran show y una gran banda de rock. Energía, carisma, buena onda, interacción y mucha, pero muchísima humildad. Siempre agradecidos, siempre interactuando con el público de distintas maneras, como por ejemplo, cercano al comienzo del show, tuvo protagonismo una escena muy humorística, Alexander, el bajista, preguntaba en inglés si alguien había traído toallas, porque necesitaba una, nadie respondía y empezó a decir “Towels, Towels, Towels” (Toallas, toallas, toallas) mientras el público cantaba “Towels, towels, towels” a su ritmo. Sucedió nuevamente, pero esta vez aprendió la palabra “Toallas” por alguien del público y empezó a cantar “Toallas, toallas, toallas” con el público alentando nuevamente junto a él.
En reiteradas oportunidades los músicos acercaban sus instrumentos para que la gente de adelante los tocara, al término del show les daban la mano y obviamente la escena final, la banda en Uniclub charlando con el público, firmando autógrafos y sacándose fotos, mientras pasaban el rato. Realmente espero la oportunidad de volver a ver a estos increíbles músicos por acá otra vez.

Cobertura fotográfica por Sebas Michia Fotografía: https://www.facebook.com/rawpowerph/photos/?tab=album&album_id=1735796906685259

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s