VOX DEI // 13 DE AGOSTO // TEATRO GREISON

VOX DEI // 13 DE AGOSTO // TEATRO GREISON

 

Por Nadia Orcellet

Fotos Cinthya Santa Maria

Conocemos a Vox Dei y también conocemos a Willy Quiroga, “las manos más longevas del rock nacional”, según lo definió Simon Quiroga el pasado 13 de agosto en el Teatro Greison de Monte Grande. Carlos Gardellini completa el trío que viaja por algunos de los grandes discos de Vox Dei, con la mezcla hermosa de habilidad, resultado de una enorme trayectoria, y la fuerza de una banda joven del under.


“Soltando laste”, incluido en el último disco editado por la banda, abrió la lista de temas en una noche que reunió a varias generaciones. Hubiera querido recorrer el teatro para espiar a los grupitos de personas, saber qué dicen, cómo reaccionan a la música, pero estaba en primera fila en complicidad con una mujer que podría haber sido mi abuela y que no paró de piropear a Willy. “Empecé a escucharlo cuando tenía veinte años”, me confió llorando, “con mi marido nos sentábamos arriba de un árbol y ahora traje a todos mis nietos”. Le dije que era linda y la abracé, y en ese momento pensé en esta crónica, en la posibilidad de que todo se vuelva muy cursi, muy pegajoso y la verdad es que no me importó. Soy una mina que escribe sobre lo que conoce y así como conocí a Alicia, también me crucé con un loco que apareció mientras sonaba “Ahora es el preciso instante”. Me pidió que escuche bien la letra porque “estamos parados sobre cemento, todo esto es muerte”, dijo. Después cantó con energía y el puño en alto, gritaba “ahora es el preciso instante en que debo despertarme para mirar dentro mío donde existe la verdad”.
El rock tiene sus estereotipos, es para machos que se la aguantan, descontrolan y se abusan en los consumos, pero ahí estaba Willy pidiendo que no fumen porque lo hace pelota (enseguida el escenario se despejó de humo) y para seguir en esa de hacer explotar los estereotipos nos dedicó “Tan solo un hombre”, porque “los rockeros también hablamos de estas cosas”.


Vox Dei surfeó por distintas épocas. Empezó con El camino para luego lanzarse de cabeza a esos discos que todos esperamos: La Biblia, Jeremías pies de plomo, Cuero Caliente y Es una nube, no hay dudas. Hasta se permitieron un cover de Pappo que, por supuesto, todos cantamos porque ¿quién no conoce la canción “El viejo”? El tema final lo pidió el público: “Preeeseente, preeseente” coreaban desde los balcones. Después de 45 años todo un teatro del conurbano seguía aclamando la canción. Y si, los clásicos tienen que ver con esto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Un comentario

  • Muy bueno el laburo que están haciendo chicas,las felicito.
    Yo conocí a Vox dei,allá lejos y hace tiempo,tenía veinte años,y venía del palo de folclore,pero la vida hizo que me cruzara con un loco que hoy es aún mi compañero y Él me los presento,los había conocido en una época en las que el rock no era muy difundido,siguiendo en la bici un ritmo subyugante y desconocido que salía de un club barrial que se preparaba para una fiesta patria,claro la patria comenzaba a ser exaltada,era la época de la guerra de las Malvinas y los diarios decían que íbamos ganando,cosa que nunca fue,entonces florecía el rock nacional,como afrenta al rock en inglés que estaba prohibido,así conocimos a Manal,Spinetta Y a los Vox Dei,que marcaron nuestra juventud porque había una magia muy especial para poder cconseguir música,había que hacer una gran movida,averiguar a quien le gustaba y si alguien había podido comprarlo,así se armaban los club de fans,y mi compañero cuenta que muchas veces se juntaban para ver la tapa del LP,porque aún no llegaban al winco.El amor por la banda se trasladó a mis hijos,a los que le pegó mal la muerte del “pulpo”basoalto,ahora son músicos los dos, y uno de ellos de tan fana se armó varias carpetas con fotos y relatos de sus primeros recitales,los Vox están pegado en la pared donde se escucha música,son como el cuadro de Perón Y Evita,infaltable en la casa del laburante.
    Vox Dei,la banda de mis mocedades,cuyo tema “Detrás del Vidrio” hizo que me enamorara por primera vez.Ellos siempre estarán asociados a mi primer beso con gusto a mate y chicle Bazzoca y a la lucha por la libertad de expresión de una patria desangranda incomprensible para nosotros en ese momento,pero la poesía tiene eso, nunca es un territorio acabado,siempre es esperanza por conquistar. Like a Rolling Stone !!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s