Guasones-Estadio Malvinas, 30 de julio de 2016

Cronista: Eloy “Facha” Nores / Fotografía: Matías Gregori

El pasado sábado, en el Estadio Malvinas Argentinas, ubicado en el barrio de Paternal, todos los que asistimos al concierto brindado por Guasones, fuimos sumergidos inevitablemente en su Infierno Blanco.    En las horas previas, a pesar del frío, ya se veían colmadas las inmediaciones del lugar. Acompañadas las rondas, en su mayoría, por alguna bebida esperaron ansiosas que se apaguen las luces para que la banda platense salga a regalarnos lo mejor de su rock and roll.

 Así fue no más, siendo las 21:30 hs, ya estaban asomando a las tablas Facundo Soto (voz y guitarra), Maximiliano Timczyszyn (guitarra líder), Esteban Monti (bajo), Damián Celedón (batería) y Matías Sorokin (guitarra).

Sin guardarse nada, con una seguidilla de temas al palo, el pogo eufórico no se hizo esperar. Arrancó sonando “Como un lobo”,  solamente eso, hizo que en el ambiente se respire ese aire de satisfacción que estaban todos esperando. Siguieron sonando canciones como “Baila baila”, “Ya estoy subiendo”, “Tan distintos”, “Pasan las horas”, “Pobre tipo” y “Me estás tratando mal”. Ya con un campo adornado por decenas de banderas que se agitaban siguieron con “Todavía”, “Magdalena” y “Farmacia”.

Ya pasada la primera media hora del show, Facu Soto, esbosando sus primeras palabras fuera de la canción, le preguntó, inocentemente, al público que colmó por completo la capacidad del estadio, si tenían ganas de bailar rock and roll. Y ahí llegaron “Desiree parte II”, “Tapado de dolor”, “My love”, “A mi lado”, “Descuida má, solo son ratas”.

Habiendo olvidado ya el invierno que nos esperaba afuera y sumergidos en el calor que nos regalaba la música de Guasones, se hicieron presentes “Esmeralda colombiana”, “Un viento sopla fuerte”, “La flaca Pili y el negro Tomás” y “Necesito”.

128090084083

Empezando a despedirse, anunciaron que “pronto nos volveremos a ver en el Teatro de Flores”, y así será que en los meses de Septiembre y Octubre vuelven a presentarse en Capital Federal, antes estarán cumpliendo con compromisos ya anunciados en Ramos Mejía y otras localidades de la zona Oeste de la provincia de Buenos Aires.

No se podían ir sin hacernos agitar los brazos al ritmo de “Heavean or hell”, “Pequeños ojos”, su nuevo corte “Infierno blanco” y “Hay momentos”.

Ya con la lengua afuera y llegando a las dos horas de concierto para seguir encendiendo la llama , se despidieron con una seguidilla de clásicos que no debían faltar para terminar de decorar de la mejor manera la velada: “Reyes de la noche”, “Gracias”, “Dame” y por último “Amaneciendo”.

Ya van 25 años que la banda está recorriendo los caminos del rock, y está vez quedó nuevamente demostrado que la dirección que han tomado es la correcta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s