Pier en el Luna Park – 23 de junio de 2016

                            LA GLORIA DE SER PARTE DE LA HISTORIA

La banda liderada por los hermanos Cerezo, hicieron su primer estadio Luna Park luego de 20 años de carrera. El show estuvo plagados de clásicos sin dejar de lado las canciones del último disco “Brindaremos (2014)”. El público de Pier acompañó de tal forma que colmaron las instalaciones del mítico estadio. Con mucho sacrificio y puro rocanrol Pier brillo en la luna.

Fríamente al igual que la noche del jueves, la gente fue llegando al Luna Park, para acompañar a la banda en su debut en este lugar donde brillaron tantas estrellas. Minutos antes del comienzo de la velada, ya no había lugares vacíos. Las luces se apagaron a las 22 horas en punto, el griterío de los espectadores fue atronador, los músicos entraron todos juntos a posicionarse sobre el escenario.

La velada comenzó con “Lunares” y siguió con “Brindaremos”, después llegó uno viejito: “Barco fantasía” y “Beso amargo.

“Muy buenas noches, gracias, ayer no podía dormir pensando en esta noche, que esta noche nos quede a Uds. y a nosotros, no solo en la retina, sino también en el corazón, esperamos mucho tiempo por esto”, fueron las primeras palabras de Ramiro (voz) que lució un muy elegante saco.

Cuando tocaron “Pulposa Satisfacción” (La Codiciada 2012) una gran bandera se desplegó entre el público, “La receta” también sonó. El show iba mezclando clásicos con temas de la última placa discográfica.  Seguían cayendo los rocanroles: “Herido y coleando”, “El Ritual De Los Pibes Atentos” y “Camino a la ruina” terminaron de prender fuego el Luna Park.

Llegaron los primeros invitados: Miguel Ángel Tallarita en Trompeta más un saxofonista y un gran referente para Pier, Ramiro lo definió como “un maestro”; Miguel Vilanova (Botafogo) con ellos tocaron: “sillones podridos”.

En “Vaquero de cemento” se hizo cargo de la voz Agustín Cerezo (guitarrista) un gran tema, y se fueron a un pequeño receso.

Volvieron con “pinchas nuevas” y la fiesta siguió con: “No puedo dejarla”, “En la lucha”, “La providencia” y “Maldito duende” (Héroes del Silencio)

El final se acercaba y todavía faltaba lo mejor… “Nos conocimos en un recital de Calamaro” dijo Ramiro antes de presentar a Rolo Sartorio de La Beriso para interpretar “Jaque Mate”, momento inolvidable. Siguieron por “Mi diablito”.

Otro momento increíble fue cuando subió al escenario Walter Sidoti para cerrarle la boca a todos y hacer una gran versión del clásico de Los Redondos: “Todo un palo”.

Se vino el estadio abajo cuando sonaron los primeros acordes de la que todos esperábamos “La ilusión que me condena” y el público fue otra vez protagonista.

Fue una “puñalada certera” la interpretación de este tema;  me dio mucho frio ver gente en cuero… “El narigón del barranco”, llegó antes de “Sacrificio y rock and roll” rara vez no fue el último tema de la noche.

Dejaron para cerrar una noche increíble “Conmovidos”. Así Pier concluía su primer desembarco en el fabuloso Luna Park, una noche tal como dijo Ramiro quedará en el corazón de todos.

PH: Zalo Lynch

CR: Rodrigo García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s