The Exploited en Groove 28/4

El cuarteto de Edimburgo se presentó por quinta vez en nuestro país, brindando una certera, compacta y veloz presentación en nuestro país.

 

A 23 años de su debut en nuestras tierras, y ya con tres visitas más en el medio sin sacar material discográfico desde el 2002, dieron una poderosa lección de punk y hardcore ante un puñado importante de gente que se acercó al lugar.

Con el eterno Wattie en el micrófono, su hermano Wullie en la batería,  Robert en bajo y el retorno de Robbie en la guitarra (quien grabó en el último disco “Fuck the system”, y retornando al grupo luego de más de una década), la banda más veloz y violenta del punk, brindó una gran descarga auditiva.

Con la misma lista de temas  de siempre (aunque esto no afecte en lo más mínimo), en algo más de una hora, no dejaron títere con cabeza. Sonando sorpresivamente bien (teniendo en cuenta que Groove a veces se complica un poco, y ellos tampoco son de un sonido relajado), dejaron en claro, que por más que los años pasen, Wattie tiene pila para rato. Con un estado físico un tanto más bardeado que la última vez (recordemos que hace un tiempo sufrió un infarto en escena, lo que los mantuvo un tiempo alejados de las giras y al él en una cama de hospital), nuevamente nos encontramos con un grupo certero en el las tablas

Guitarra y bajo se mueven constantemente por el escenario, el frontman un poco menos (ya pasaste los 60 pirulos papu) y una batería que no frena un instante, dan la marca registrada del producto que fuimos a buscar. Si bien el show no fue en formato “Palo y a la bolsa”, de un tema tras otro sin respiro como en otras oportunidades, esta vez, unos segundos de relax entre canciones hacían que comiencen la siguiente sin fisuras.

Desde el arranque con “Let´s start a war”, hasta el final con “was it me”, a lo largo de 21 canciones con un solo parate para bises,  el grupo paseó por los hits que nos tienen acostumbrados. “Uk 82”, “Alternative”, “Fuck the USA”, “I Belive in anarchy”, el cover de Vibrators “Troops of tommorrow”,  “Army life” – la primer canción compuesta por el grupo-, de la primera época, junto a los últimos trabajos como “Porno Slut”, “Beat the Bastards” y “Fuck de system”, por llamar actuales (sus últimos discos datan de 1990, 1996 y 2002) hicieron de la lista un deleite.

 

Ya para el final, con el baterista incitando a que todos se suban al escenario (una gran cantidad les hizo caso), para entonar todos juntos “Sex and violence”, colmado de gente bailando en escena, selfies y la seguridad como loca (Recordemos que en la última visita, esto hizo que el show termine ahí), por suerte en esta oportunidad, la lista se pudo completar entera sin inconvenientes.

Cerrando una noche velocidad y violencia, “Punk´s not dead”, el clásico de toda la vida junto al actual “Was it me”, un tema diferente por decirlo de algún modo para cerrar, dio por terminada una noche de punk rock, que al menos para los ojos de este cronista, no tuvo episodios de violencia dentro del local  y al parecer tampoco en las cercanías. Ojalá que continúe todo así, y los que pensabamos que ya Wattie estaba viejito y quizás era la última visita al país, nos metamos las palabras ya saben donde, ya que vimos que tiene pila para  seguir de tour.

 

Diego Adoue

Ph: Gux Ramone

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s