UN MISTICO VIAJE DE SENSACIONES EN EL TEATRO FLORES – SIG RAGGA 07 DE NOVIEMBRE DE 2015

No es tarea fácil escribir acerca de una banda como Sig Ragga y menos aun intentar transmitir a través de este medio lo que se genera en un show como el que llevan a cabo estos músicos santafecinos. Pero voy a hacer un intento en esta crónica.

Sig Ragga, como mencione anteriormente es una banda que se origina en Santa Fe en el año 1997, inicialmente bajo influencias mayormente del reggae. En el año 2005 editan su primer disco “Sig Ragga”, donde ya se puede escuchar un estilo original y netamente propio. Para el año 2013 la banda graba su segundo disco “Aquelarre” grabado y producido íntegramente en el estudio “Sonic Ranch” en Estados Unidos, bajo la dirección del Ingeniero Eduardo Bergallo.

El espectáculo que se llevo a cabo el día 7 de noviembre en el mítico Teatro Flores, fue el último show del año 2015 anunciado por el medio oficial de la banda. La apertura de puertas era a las 19:00hs y el inicio del show a las 21:00hs (puntual). Llegado el horario de inicio del espectáculo y bajo la oscuridad total del teatro, comenzó a abrirse el telón. Una vez abierto, otro telón de humo no dejaba posibilidad alguna de distinguir alguna silueta o estructura sobre el escenario, hasta que “Orquesta en descomposición” y una estridente apertura de luces dejo a la vista del público a los cuatro integrantes de la banda y dio inicio a lo que seria un show épico.

Con sus túnicas y maquillaje tan particular, Sig Ragga emula algo así como unos profetas intergalácticos. En la esquina izquierda Juanjo Casals en bajo, Ricardo “Pepo” Cortés en batería y coros, pegado a el con teclados y voz, su hermano Gustavo “Tavo” Cortés y en la esquina derecha Nicolás Gonzalez con guitarra y coros. Uno al lado del otro y de frente al público, sin líder ni protagonista.

Pasaron a tocar “El niño del jinete rojo”, envueltos en armoniosas luces calidas. Como en la lista de canciones del disco pasaron a tocar “Puntilla if Kaffa”, canción particularmente extraña al igual que “Orquesta en descomposición” ya que “Tabo” Cortes vocalista, invoca un particular idioma indescifrable en sus letras, recurso que utiliza en varios temas de ambos discos, como “Invocación” (tercer tema del show), canción del album “Aquelarre” que tiene pasajes de plena alegría como de una seriedad un tanto siniestra.

La oscuridad reino nuevamente en el teatro para comenzar a escuchar la introducción de piano de “Chaplin” que luego con la apertura de la batería y unas luces azules de neon iluminaron a los cuatro extraterrestres de un azul-plateado, muy cautivador. Devuelta a su primer disco tocaron “Quise ser” y otra vez un show de luces y visuales se hizo presente para culminar el tema de forma muy potente con gran presencia de “Pepo” Cortez y su batería. Seguido y casi sin intervalo, comenzó a sonar “Abrir y cerrar de noches” con una especie de “invocación” a capela propia del tema, que se repite a lo largo de la canción y se mantiene hasta el final.

La guitarra de Nicolas Gonzales tomo las riendas para dar paso a “Pensando”, con una melodía un tanto melancólica y dulce a la vez, que después rompe con la aparición de la batería y, la danza de “Tabo” y sus teclados. Siguieron mostrando su último disco con “Escaleras y barcos”, canción que genera sensaciones muy agradables por la armoniosa voz de “Tabo” quien invita al público a participar con palmas y coros.

Iluminados de verde y con un fondo rojo, comenzaron a tocar “Resistencia indígena” canción que hace referencia a la colonización española en América, que termino con una flamante demostración de guitarra de Nico Gonzalez. Volvieron a “Aquelarre” para interpretar “Como un tren  las nubes” e invadir el teatro de paz, alegría y serenidad, en una obra maestra que destaca a los cuatro músicos por igual.

Otra vez en esta constante “idea y vuelta” entre sus dos discos, tocaron “Continuidad de lo indecible” para seguir transmitiendo sensaciones varias, de armonía, y esperanza. “Severino Di Giovani” era necesario para mover al publico y hacerlo bailar un reggae bien a lo “Ragga”, para después ir con “De los Seres Durmientes” e hipnotizar a cada persona que estaba en el teatro, ordenando “cierra tus ojos, duerme pequeño” y consiguiendo elevar a todos los espectadores a un estado que solamente Sig Ragga logra llegar. Para este punto no se pretende mas nada, únicamente seguir escuchando y ascendiendo a la par de la música, “Infinito” con su transparente mensaje de amor y en conjunto con un increíble espectáculo de luces que impactan de todas las direcciones a los cuatro integrantes, origino un show de efectos visuales único. “Tamate” permitió nuevamente a “Tabo” invocar el enigmático dialecto inventado por la banda y encarnar su rol de predicador intergaláctico al frente de la banda. Infaltable, el hit del conjunto santafecino “Feliz”, que podría haber sido el cierre casi perfecto, hasta parecía que terminaba, cuando al culminar el tema saludaron tímidamente y se retiraron. Los clásicos cánticos, trajeron devuelta a la banda para interpretar “Rebelión de esclavos técnicos” y darle al público dos minutos de un poder crudo que solo Sig Ragga puede invocar. Y para culminar, cubiertos en luces rojas y con miradas un tanto siniestras, comenzó la intro de “Matata”. Un agujero inmenso se abrió en el público. La  explosión de bailes mezclados con pogo y anarquía dominaron el Teatro Flores.

Después del descontrol y el descargue de poder, el publico se tranquilizo para despedir a la banda con aplausos y chiflidos eufóricos. Sin decir una sola palabra en todo el show y con una canción de piano de fondo, la banda saludo, hizo reverencias hacia el publico y se retiro.

“Sin palabras”, Sig Ragga ofrece un espectáculo que trasciende el recital de música. Estos cuatro músicos santafecinos tienen la capacidad de transmitir una energía única, sumado a la excelencia del sonido y el espectáculo de luces, le dan a la audiencia un show único e incomparable. Sin duda alguna esta banda esta a la altura de cualquier banda trascendental del rock argentino.

Cronica: Pablo Garcia Lima

Agradecimiento por foto cortesia:  Ivan Pinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s