Massacre – Richard Coleman | Fiesta Clandestina | 7/11

Fiesta, que fantástica esta fiesta clandestina

Massacre y Richard Coleman sre adueñaron de la Fiesta Clandestina lideradas por clown y demás cirquences en el boliche Groove del barrio porteño de Palermo. Hasta altas horas de la madrugada se vivió una intensa noche de rock.

Massacre terminó de demoler cerebros alrededor de las cinco de la mañana. Previo a eso el mítico Richard Coleman había hecho lo suyo precalentando el escenario. Las puertas abrieron a las 23. Al principio poca gente, y aunque el horario para que se enciendan se iba acercando esto no vario mucho. Los anfitriones de la fiesta divirtieron a los presentes dándole de bienvenida sonsos juegos que como premio habilitaban cervezas en la barra. Ya con un numeroso público Richard Coleman y compañia se asomaron a las tablas a las pasadas las 2 am. La elegancia no es solo de Francia. A su modo la banda estaba  vestida (in)formal. Zapatos, corbatas, chalecos, sombreros. El hincapié estuvo en temas de Incandescente (2013) su última placa aunque el momento culmine fue en su exquisita versión de Héroes del mágico David Bowie.

Como intervalo musical los clown volvieron a aparecer sobre la pista para realizar algunas acrobacias, mas juegos por mas cervezas y exposición de dos mujeres en las telas que deslumbraron con su sensualidad. Al termino, y pasados unos 20 minutos de canciones alegres, donde la coreografía de Village People no faltó, Massacre piso el escenario.

El show comenzó con “Te leo al revés” de su imprescindible Aerial. El estallido fue al unisono de las notas. Si bien no hubo una fuerte demanda de entradas, Groove vibro de principio a fin. Como lo hizo Coleman, Massacre se inclino por varios temas de su reciente placa Biblia Ovni (2015). También hubo tiempo para cover como Eighteen de Alice Cooper y El Probador de Virus, donde se recordó al fallecido Federico Moura. Sobre el final los pogos se volvieron a sentir con “Plan B: Anhelo de Satisfacción” del querido Galería Desesperanza (1994) y “Try To Hide” de su debut Sol Lucet Omnibus (1992). Ferviente, eficaz y teatral. La respuesta es fácil: Massacre.

Cronica: Jonatan Dalinger

Fotos: Leo De Mattei

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s