ENTREVISTA A LA PARLA DE RAVIOLO

Por Rodrigo Garcia

La Parla de Raviolo es una nueva banda de rock, que sin duda a medida que se los vaya conociendo, van a dar mucho que hablar, hay que ir prestándoles mucha atención. Los muchachos de La Parla, nos dieron una bonita entrevista para ir conociéndolos un poco más. No son una banda de rock y nada más, tienen “El Triángulo de la Merluza”, que es una revista contracultural de arte y literatura que se reparte de manera gratuita en los recitales de la banda.

Lo que pasa también en los shows de La Parla de Raviolo, es que luego del concierto, se arma la “Noche Fúngica”, que consiste en invitar a la gente a quedarse y, pasar algunos clásicos de rock en video y quedarse a celebrar con su público.

Además están a punto de editar su disco llamado “Mitologías Urbanas” y estará disponible en los próximos días.

La verdad que dan muchas ganas de verlos en vivo, y rememorar, aquellos recitales de principio de los años 80´ donde no solo había música, sino más, muchos más…

 

¿A que remite el nombre, La Parla de Raviolo?

El rótulo es una construcción relativamente fantástica. Raviolo es un ser ficticio, es un personaje imaginario pero que encuentra muchos símiles en la noche y bohemia de la ciudad. A  través de él y utilizándolo como excusa, buscamos darle voz a las maravillosas historias que esos seres atesoran y que muchas veces mueren en el ostracismo más atroz, por no encontrar un canal de expresión pertinente. La voz de Raviolo se hace cuerpo a través de nuestras canciones.

¿Cómo se forma la banda?

Los inicios datan desde hace tiempo atrás y nos remiten a un grupo de jóvenes que se hacen amigos a través de la música. Sucedió a la inversa que en la mayoría de grupos, donde el vínculo ya establecido forja la química musical. En este caso, la química musical fue la que sembró la amistad y, lógicamente, la banda y la relación entre todos los músicos e integrantes del tropel raviolero, una familia extensa y vasta pero llena de seres admirables. Como es habitual, los primeros años de la banda fueron de conocimiento y exploración, de sentar las bases digamos. Ese fue el embrión de lo que hoy día es La Parla de Raviolo

¿La Parla, no es solo un grupo musical, son algo más, nos pueden contar que es la revista cultural: “El triangulo de la Merluza”?

Esto tiene que ver con que nosotros entendemos al rock como una cultura, una cuestión que notamos se ha perdido desde hace unos años a este parte. Entonces, dentro de ella, ubicamos diversas expresiones artísticas y buscamos darles entidad a través de distintos canales. El universo raviolero incluye los monólogos de Tony Trainor, la exposición de cuadros y, obviamente, la entrega de “El Triángulo de la Merluza”, una revista contracultural de arte y literatura que se reparte de manera gratuita en nuestros recitales. Su producción depende de Anahí Herrera, Florencia Di Primo y Ornella Catanese, pero está abierta a todo aquel que quiera participar y se sienta interpelado por el mensaje de la banda; es una extensión de él, que intenta acabar con la exclusividad discursiva de cinco músicos que monopolizan la escena. Invita a la participación; busca a ser un contrapeso, aunque sea mínimo, frente a los lugares comunes y discursos dominantes desde una perspectiva alternativa y de raíz sumamente rockera.

¿Están por sacar el primer disco de la banda, como se va a llamar, cuantos temas tiene, que más hay que saber?

El disco se titula “Mitologías Urbanas” y estará disponible en los próximos días. Está compuesto por once canciones, todas propias del grupo. Creemos que es una placa de rock intensa, donde le hemos dado mucha relevancia al papel de las guitarras para retomar el camino del viejo rock crudo y visceral. Lo grabamos en el estudio Léxico de Matías Parisi, en Ituzaingó; si bien no es un disco conceptual, hay una idea que subyace en él y atraviesa el disco de punta a punta. Lo notarán al escucharlo y también al apreciar el arte que lo ilustra, cortesía de la genial Florencia Di Primo.

¿Qué es la “Noche Fúngica”?

Surgió como un agasajo a quienes asisten a nuestros recitales. Luego de ellos, invitamos a la gente a quedarse y, cuando contamos con el apoyo del lugar, pasamos algunos clásicos de rock y nos quedamos a celebrar. En realidad tiene que ver con una devolución. Sabemos que el tiempo es un bien muy codiciado, entonces a todos aquellos que se acercan a nuestros recitales, queremos agradecerles el detalle y la atención.

¿Cuándo dicen que “su convicción artística es provocar y desestabilizar”, a que se refieren? ¿No vienen para ser una banda de rock convencional y ya?

Hoy día la escena rock no tiene la riqueza que supo tener en momentos anteriores de nuestra historia, por eso creemos que es necesaria una reivindicación de aquellas épocas y la aparición de un nuevo colectivo de bandas y artistas que ayuden a dinamitar lo frívolo del ambiente para volver a refundarlo como el nuevo/viejo refugio contra la opresión rutinaria y social. Muchos músicos de hoy en día son envasados como productos, hacen lo que se les dice, salvo, claro, honrosas excepciones. Para encontrar un anticuerpo contra ello solo nos queda recurrir a las grandes y viejas glorias de nuestra música y, si bien eso es muy bueno, también debería haber expresiones actuales a su altura. Afortunadamente surgen nuevas y buenas bandas que van a generar reacomodamientos en la escena y sentimos que debemos ser parte de la nueva generación.

¿Cómo es un show en vivo de La Parla, con que se puede encontrar uno si los ve por primera vez?

En cuanto a lo musical, son shows muy potentes y eléctricos. Dejamos mucho sobre las tablas, pero no solo desde lo auditivo, sino que también queremos generar algo en lo visual. Los recitales que son organizados por nosotros cuentan con toda una parafernalia con la que no disponemos cuando somos invitados, simplemente por cuestiones de tiempo en escena. En nuestras fechas se entrega “El Triángulo de la Merluza”, Tony Trainor lanza sus verdades y, últimamente, estamos trabajando en la inclusión de cuadros y otros dibujos circunscriptos en el clima de la banda. Hay diversos e interesantes personajes que hacen de cada velada junto a La Parla un lugar cálido y maravilloso, pero también intrigante.

¿Cuál es la influencia musical que caracteriza a La Parla?

Somos una banda de rock. Influencias tenemos muchas, tanto desde lo colectivo como en lo personal de cada uno de los músicos. Coincidimos en las bases y en muchos y muchas artistas, pero sería titánico mencionar a todos. Además, en cierto modo, uno nunca es consciente de qué es influencia y que no. Esa decantación puede ser un proceso inconsciente, por eso dejamos el trabajo de dar con nuestras influencias a los escuchas. Por supuesto que hay bandas y solistas, pero también escritores, poetas y diversos tipos de creadores que aparecen en La Parla de Raviolo.

Escuchando las letras de algunas de sus canciones, noto que hay una búsqueda de la palabra, es decir, no hay palabras sueltas como buscando la rima como sea, están elaboradas bien pensadas, hay una historia, lo mismo con la melodía. El encargado de la birome hace un buen trabajo. ¿Cómo es la composición de los temas?

Bueno, en primer lugar gracias por el elogio. Tratamos de sacar a las palabras de la oscuridad, devolverlas al centro de la escena y que no sean una simple excusa para decorar una canción. Que impliquen una historia, una forma de ver la vida, y contengan sentido, principalmente. El proceso compositivo se inicia en la birome y guitarra de Federico Morales, vocalista del grupo. Luego lleva las maquetas a los ensayos y ahí se empieza a trabajar el futuro y horizonte de la canción y los aportes de cada uno de los músicos; una instrumentación típica de rock. Algunas cosas las decantamos y otras le agregamos, y así vamos llevando la música hacia el sonido que creemos pertinente. De todos modos, nunca dejamos de trabajarlas; si hay un soneto viejo y encontramos algo que podemos aportarle, se lo sumamos.  En cierto punto no las consideramos una joya inmaculada, sino que están abiertas a retoques aún luego del paso del tiempo.

¿Por dónde van a estar tocando? 

La fecha principal en el futuro y a la cuál consideramos como nuestro evento del año será el sábado 7 de noviembre en Makena, ya que será la presentación oficial del disco. Previo a ella, tocaremos el 21 de agosto en Tabaco, San Telmo, junto a Perro Suizo, una banda rosarina; posteriormente, el 12 de septiembre, nos presentamos junto a El Soldado, en Mvseo Rock de Liniers, otro plato fuerte.

La Parla de Raviolo

Foto: Guido Barraco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s