John Lydon contra todos.

John Lydon (a) Johnny Rotten, el legendario cantante de los Sex Pistols y PiL, le dio duro a Simon Cowell (el implacable juez del reality “American Idol” y de “The X Factor”) y a sus métodos de juzgar, diciendo que con ellos alimenta una mentalidad “cruel” que busca convertir a los artistas en cantantes de cruceros de placer, según cuenta un artículo en NME.

El lunes 8/12, ante una audiencia de más de 300 personas en el Sheldonian Theatre de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, donde Lydon está promocionando su nueva autobiografía “Anger Is An Energy”, el frontman de los Pistols habló ásperamente acerca del trato que Cowell le da a los participantes de los mencionados programas.

“Simon Cowell, ese es nuestro peor enemigo… No creo que los que participan en el programa sean tan horribles; todo se vuelve horrible cuando tratan de adiestrarlos en esa mentalidad de bandas de cruceros de placer, y eso envenena todo… (…) Cowell nos quiere enchufar a todos su caramelo del crucero del amor, y ese caramelo suyo no me lo chupo”. El cantante agregó que “Esos shows realmente hacen mal. ¡Cuán seriamente se toman los jueces a sí mismos, y su manera de juzgar! La gente va ahí, simplemente mostrando su inocencia. La brutalidad y la crueldad de todo esto, no es parte del mundo en el que yo vivo”.rudest-john-lydon-590x350

Lydon tuvo tiempo de darle palos al recordado proyecto Band Aid, diciendo que esta iniciativa de caridad estuvo “llena de corrupción” y que al dinero se lo tragaron los costos administrativos. “Nunca vi que las Band-Aids funcionen (N: band aid significa tanto “bandas que ayudan” como “curitas”); se dice que son a prueba de agua, pero cuando se mojan se caen… y eso es lo mismo que pasa con (Bob) Geldof y sus amigos”, explicó Lydon. “No me gustan porque están abiertos a la corrupción. Hay una cosa llamada administración donde se morfan todo el dinero. ¿Se acuerdan de aquel show con Phil Collins donde todos iban de acá para allá en avión, yendo a Nueva York, a Londres? ¿Cuánta guita cuesta todo eso? ¿A cuántas latas de sopa equivale ese viaje? ¿Y quién necesita realmente a Phil Collins en dos continentes en sólo dos horas? Hasta su esposa se hubiera negado a eso”.

Mientras los ecos de estas polémicas declaraciones continúan, esta fue la última aparición de Lydon para promocionar el libro. El mensaje de su autobiografía, le dijo al público presente al concluir, es que “la autoconmiseración es para boludos”. ¿Clarito, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s